sábado, 10 de noviembre de 2012

LA DISBIOSIS INTESTINAL Y EL TEST DE INTOLERANCIA


En este post vamos a mostrar las consecuencia de la disbiosis y como puede ayudarnos a detectarlas el test de intolerancia de Nutri10.

La disbiosis intestinal es un desequilibrio de la micro fibra intestinal. Este desequilibrio puede ser provocado por una gran diversidad de causas: 

- Un alto consumo de azúcares
- Un excesivo consumo de proteínas de origen animal
Medicamentos
El estrés
Malos hábitos alimenticios

Un mal funcionamiento del intestino e hígado ocasiona que las sustancias nocivas pasen a la sangre y que se acumulen en el organismo. Este problema puede ocasionar diferentes patologías, que sean unas u otras dependerá de cada persona, de sus hábitos de vida, genes, etc.

Las patologías que suelen darse son: problemas en la piel, artrosis, enfermedades reumáticas, desajustes menstruales, etc.

Una vez realizado el test de intolerancia valoraremos si existe disbiosis intestinal en función de sus resultados y de los grupos de alimentos que salgan como intolerantes y con problemas de absorción.

Además podremos reafirmar la existencia de disbiosis si el paciente presenta síntomas como:

·         Picor en ojos y nariz
·         Estreñimiento
·         Articulaciones dolorosas (sin una causa aparente)
·         Flatulencia
·         Pérdida de memoria
·         Infección en las mucosas y lengua blanca
·         Irritaciones cutáneas
·         Reacciones alérgicas
·         Intolerancias a ciertos alimentos, rechazo de los mismos
·         Intolerancias para sustancias químicas
·         Cansancio fuerte o crónico.
·         Cambios de ánimo sin motivos aparentes
·         Agujetas o debilidades musculares de tipo repetido
·         Dolor de cabeza, migrañas
·         Nerviosismo, estrés continuado.

Además se presentarán otras patologías que variarán dependiendo del sexo.

En caso masculino, podrían sufrir inflamación de próstata o de vegija repetidas, incluso impotencia.

En caso femenino, pueden ocasionar picor en labios vaginales, secreciones vaginales, infecciones repetidas de vegija, ganas de orinar continuamente, pérdida de libido, sequedad vaginal y dolor en relaciones sexuales.

La disbiosis es una patología que se origina sobre todo por intolerancias alimentarias, por tanto el detectarlas puede ser el primer paso para mejorar. Una persona puede estar comiendo sin saberlo, alimentos que no tolera como algunos lácteos (quesos, mantequilla, etc.,) o la misma leche, y ser esa la causa del deterioro intestinal. También pueden ser la consecuencia del síndrome celíaco, la enfermedad de Crohn y candidiasis intestinal (las mujeres que han padecido candidiasis vaginal, tienen más probabilidades de padecer candidiasis intestinal).

Son muchos de los profesionales nutricionistas, fisioterapeutas, dietistas que trabajan en esta línea y que han publicado estudios o incluso libros sobre la relación de la disbiosis y las intolerancias alimentarias.

Muchos de los dolores que se producen en las articulaciones (artrosis) en caderas, rodilla o tobillos tienen su origen en problemas en el intestino o disbiosis. Una dieta adecuada puede mitigar los dolores y si la enfermedad no esta muy avanzada.

La permeabilidad intestinal aumenta cuando en la dieta consumimos en exceso pan, azúcares, carbohidratos refinados, alimentos como pan, bollería, pasta, dulces de todo tipo incluso la miel, son el alimento principal de los microrganismo patógenos que invaden el intestino.

El primer paso es obtener un buen diagnóstico y una buena ayuda son los productos como ESENCIALIS que ayudan a reparar, proteger y regular la flora intestinal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios: